E m p o d e r a m i e n t o


I am a woman what’s your superpower


Todavía me sorprendo cuando me encuentro, en consulta y fuera de ella, a mujeres adultas con grandes dificultades para relacionarse tanto en pareja como sexualmente, debido a que no han experimentado a lo largo de su vida ninguna de ellas de forma saludable.

Tener la oportunidad de expresar un No, nos conecta con un poder asombroso.

Hay mujeres que están cerradas por completo a las relaciones por miedo a tener que afrontar una insinuación de carácter íntimo y/o sexual, y no ser capaces de declinar con naturalidad y amabilidad esa propuesta. Esto, al contrario de lo que podría parecer, genera un gran conflicto interno, ya que en realidad sí existe un deseo de establecer una relación de pareja con la que disfrutar en compañía y poder amar el libertad, pero no tienen una referencia positiva que les ayude a entender cómo pueden crearla.

Ninguna de las circunstancias o casos mencionados en este artículo hacen referencia a situaciones de abuso, maltrato y/o violación. Sólo se tratan circunstancias debidas a limitaciones aprendidas durante el desarrollo ya sea a través de las propias experiencias, la falta de información, la falta de habilidades de comunicación, autoconocimiento y/o autoestima.

Hace unos días, leí un tweet feminista que criticaba la actuación de aquellos hombres que no se daban cuenta – sin decírselo con palabras – cuándo una relación sexual estaba siendo insatisfactoria o incómoda.

el-cabello-ruslana-korshunova-L-x2d0tX.jpeg

No obstante, esa idea de que la otra persona (independientemente de que la pareja sexual sea un hombre o una mujer) debería entender y adivinar qué estamos sintiendo en cada momento, no es más que una creencia limitante, que si cabe, en el caso de las mujeres refuerza todavía más la idea patrialsoleta de que en una relación y, sobretodo, en el sexo, es el hombre quien debe llevar la voz cantante y no tenemos la total libertad para expresar qué es lo que necesitamos y qué es lo que nos hace disfrutar.

Se habla de Empoderamiento Femenino pero se utiliza más energía en criticar al verdugo que en asumir la parte del trabajo que nos corresponde y educar a niñas conectadas con su poder personal.

El problema es, que donde hay un verdugo siempre hay una víctima, y eso, nos aleja de todo poder.

Empoderarse significa conectar con tu poder interno y poder compartir con el otro qué te está pasando, incluso cuando lo que te está pasando es que No quieres continuar porque no te está gustando, que No quieres quedar porque no te resulta atractivo, que No te gustan sus bromas o que No te resulta cómoda la situación que se está dando. Todo ello con naturalidad, con amabilidad y con el mismo cariño al que le explicarías a alguien que no se está dando cuenta de que lleva toda su vida haciendo algo de un modo determinado, pero que hay otras maneras de hacer las cosas que podrían haceros sentir mejor a los dos.

c l i m b e v e r y m o u n t a i n (1)


L E E  E L  B L O G  D E  P S I C O L O G I A,  C O A C H I N G  Y 

E S C R I T U R A  C O N S C I E N T E


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close